Cuidando a mamá

Kilitos de más después del embarazo

Pérdida de peso Es común desear recuperar tu figura y deshacerte  del peso que acumulaste durante el embarazo. Aproximadamente el 50% del peso ganado se pierde durante el parto, con la expulsión de la placenta y la pérdida de líquidos, así como la recuperación  del tamaño normal de los órganos y tejidos como el útero; lo demás se perderá poco a poco durante la lactancia y con la actividad física que realices. Es recomendable que la pérdida de kilos no pasé de 2 kg al mes. Lactar beneficia la pérdida de peso, ya que se utilizan las reservas de energía que se obtuvieron durante el embarazo, ayudando a disminuir el peso corporal.    Actividad física Es importante realizar ejercicio y mantener una vida activa durante el posparto para  la pérdida de peso segura.  Siempre es importante que consultes a tu médico para que evalúe tus condiciones y determine si se puede realizar actividad física. Se debe considerar el tipo de parto y realizar una evaluación de 6 a 8 semanas después del parto para descartar factores de complicación. Si tuviste parto por cesárea, debes tener cuidado con la herida, evita los ejercicios de estiramiento hasta que se haya logrado la cicatrización. Sin complicaciones durante el postparto inmediato, puedes comenzar con ejercicios suaves como caminar mientras empujas la carriola (esto mejorará tu fuerza muscular), hacer ejercicios para el piso pélvico (hacer estos ejercicios inmediatamente después del parto, reduce el riesgo de desarrollar incontinencia urinaria), la relajación y el estiramiento de todos los músculos. Si tuviste un parto vaginal, puedes subir y bajar escaleras sin complicaciones. No tengas miedo de incluir a tu bebé en los ejercicios musculares que realices. El cuerpo de tu bebé puede apoyarte para realizar ejercicios de resistencia y mejorar la fuerza superior de tu cuerpo. Los ejercicios musculares puedes realizarlos acostada, colocar a tu bebé en tus músculos abdominales, mientras realizas resistencia abdominal.   Expertos sugieren que la mayoría de mujeres pueden regresar a sus programas normales de ejercicio después de recibir el alta médica en su primer chequeo postparto.   La dieta combinada con ejercicio mejora significativamente la tasa de pérdida de peso posparto y ayuda a prevenir la obesidad materna futura. Perder peso con dieta y ejercicio te ayuda a mejorar tu nivel de estado físico cardiovascular materno. Reducir tus horas sedentarias y dormir más de 6 horas al día, entre los 6 y los 12 meses después del parto, disminuyen el peso ganado durante el embarazo y previenen el aumento de peso durante el post parto.   En 2009, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos reafirmó las siguientes recomendaciones para hacer ejercicio en el periodo post-parto.

Guías para la nutrición y el ejercicio después del parto. Comparación del Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE) y el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).14

RecomendacionesTodas las Mujeres Post-partoMujeres Post-parto con IMC > 30 kg/m2
NICE6 a 8 semanas después de chequeo postnatal6 a 8 semanas después de chequeo postnatal
A las mujeres que tienen sobrepeso u obesidad o que tienen preocupaciones acerca de su peso, preguntar si les gustaría algún consejo y apoyo inmediatamente o posteriormente. En caso afirmativo, hacer una cita dentro de los próximos 6 meses de asesoramiento y apoyo.Explicar los riesgos que la obesidad representa para ellas y si quedan embarazadas de nuevo, los riesgos que representa para sus próximos hijos.
Proveer asesoramiento actual sobre cómo bajar de peso después del parto.Alentar a bajar de peso.
Garantizar que las mujeres tengan una expectativa realista del tiempo que se necesita para bajar el peso ganado durante el embarazo.Ofrecer un programa de pérdida de peso estructurado o dirigirla a un nutricionista o un profesional de la salud debidamente entrenado.
Explicar los beneficios de una dieta sana y la actividad física regular, Brindar consejos para una alimentación saludable; la actividad física debe adaptarse a las circunstancias individuales de cada paciente.Proporcionar, a las mujeres que aún no están listas para bajar de peso, información sobre dónde pueden obtener ayuda cuando estén listas.
Asesorar a las mujeres a buscar información de fuentes confiables. Alentar a las mujeres a amamantar.Utilizar técnicas de cambio de comportamiento basadas en la evidencia para motivar y apoyar a las mujeres a perder peso.
Proporcionar asesoramiento sobre ejercicio recreativo del Colegio Real de Obstetricia y Ginecología: Un programa de ejercicio leve que incluya caminatas y estiramientos puede comenzar inmediatamente; después de partos complicados o cesáreas segmentos, se debe consultar a un médico antes de volver a los niveles de actividad física que se tenía antes del embarazo.Fomentar la lactancia materna
ACOGEl rápido retorno a las actividades que se tenían antes del embarazo es aceptable después de un embarazo y parto sin complicaciones.No hay recomendaciones basadas en el IMC
La reducción de peso moderada después del parto no interfiere con la lactancia o el peso neonatal.
El ejercicio posparto puede ayudar a reducir los síntomas de depresión pos-parto.
Consultar a un especialista de peso antes de planear el siguiente embarazo.
Discutir comportamientos de vida saludables en cada visita.
  Cuidados Te recomendamos usar un buen sostén de apoyo, como un sujetador deportivo para evitar la compresión del pecho, ya que puedes estar incómoda por la leche materna. Lo mejor es hacer ejercicio después de que alimentaste a tu bebé o con los pechos vacíos. Recuerda que debes mantener una nutrición e hidratación adecuada para apoyar las demandas de energía de la lactancia materna y el ejercicio.